Informe de gestión Fundación Nacional Batuta 2018

En 2018 la Fundación Nacional Batuta creó y consolidó 225 centros musicales en 32 municipios, para atender 40.364 niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Este crecimiento responde a la estrategia trazada por la Junta Directiva y la Presidencia Ejecutiva de la Fundación, orientada a la gestión hacia tres propósitos principales: la diversificación de las fuentes de financiación; el aumento del impacto territorial; la creación de nuevos programas y proyectos a partir del saber hacer de Batuta en sus 28 años de existencia.

 

En esa línea de trabajo, se destacan los convenios y asociaciones establecidas con ACDI/VOCA  para la implementación del proyecto Voces de esperanza en Cartagena del Chairá y San Vicente del Caguán; Mineros S.A. y la Fundación Bancolombia para la formación musical de niños y niñas con altos niveles de vulnerabilidad en el bajo Cauca y el Urabá antioqueño, respectivamente; el trabajo mancomunado con Combarranquilla para llevar la música a la jornada extendida de los niños y niñas de colegios públicos en Soledad y Sabanalarga (Atlántico), y los proyectos de formación musical de los corregimientos de Estados Unidos (Becerril) y Boquerón (La Jagua de Ibirico), en el departamento del Cesar, apoyados por Prodeco.

 

En cuanto a los procesos de formación musical que la FNB ha desarrollado en sus 28 años de existencia se lograron importantes avances en su profundización y cobertura:


  • El Programa de estimulación y transición (Batubebés) contó con 770 niños y niñas, en el que se resalta la creación de dos grupos de estimulación (entre 2 y 3 años) en la ciudad de Puerto Asís, Putumayo, lo cual amplió la cobertura y nos permitió llegar a territorios donde difícilmente hay una oferta de calidad para este grupo etario.
  • El Programa de iniciación musical benefició a 25.433 niños, niñas, adolescentes y jóvenes que conformaron 896 agrupaciones del programa de iniciación musical, de los cuales 563 son ensambles y 333 son coros.
  • El Programa orquestal contó con 3.796 participantes que conformaron 29 orquestas de cuerdas y 30 orquestas sinfónicas a nivel nacional.
  • El Programa de formación musical y atención psicosocial para personas con discapacidad atendió a 678 niños, niñas, adolescentes y jóvenes en el programa Música para la reconciliación en las ciudades de Buenaventura, Sincelejo, Bucaramanga, Pasto, Tumaco, Bogotá, Medellín, Puerto Asís y Florencia. En otra línea de inclusión social de personas con discapacidad en la FNB, se destaca la participación de 164 niñas, niñas y adolescentes con discapacidad en los programas de ensamble, coro y sinfónico en 75 centros musicales de 55 municipios del país.

 

Asimismo, cabe resaltar que, durante el 2018, el 3% de la población atendida corresponde a niños, niñas, adolescentes y jóvenes con discapacidad. De estos beneficiarios, el 57% presentan discapacidad cognitiva, el 20% múltiple y el 23% restante física, sensorial o mental. La mayor parte de dicha población fue atendida en el programa Música para la reconciliación que se implementa gracias al apoyo del Ministerio de Cultura. Los otros niños, niñas, adolescentes y jóvenes con discapacidad están integrados a las actividades regulares que se desarrollan en los centros y programas en todo el país.

 

Por otra parte, en 2018 la Fundación Nacional Batuta realizó 555 conciertos y muestras musicales a nivel nacional. Dentro de los conciertos se destacan: el homenaje al maestro José Antonio Abreu (1939-2018); Batuta le canta a los andes colombianos; el concierto de la Orquesta Batuta Bogotá y el Quinteto Leopoldo Federico; el concierto de posesión del señor Presidente Iván Duque y el Concierto Puerto Sinfónico con la agrupación musical Puerto Candelaria.

Además, a nivel nacional se destaca el concierto Sinfonía al Putumayo que tuvo lugar en Mocoa con la participación de 120 beneficiarios provenientes de los procesos de formación musical en Valle del Guamuez, Orito, Puerto Asís, Villa Garzón y Puerto Limón.  Estos procesos son posibles gracias a las alianzas con Amerisur Exploración Colombia Ltda, Gran Tierra Energy y la Cancillería.

En cuanto a la circulación internacional el apoyo técnico ofrecido por el Conservatorio Nacional Superior de Música y Danza de París que se centró en el desarrollo de un Laboratorio de músicas nuevas; el intercambio con los participantes de los procesos de formación musical de ECOS de Jalisco, en Guadalajara; la participación de jóvenes en la Via Dei Concerti y el Pacific Crets Music de California, Estados Unidos.

Finalmente, la Fundación Nacional Batuta continúa la consolidación del proyecto Ampliación de horizontes culturales como una oportunidad para extender los horizontes estéticos y culturales de los niños, niñas y adolescentes vinculados a los procesos de formación musical en el país, a través de cuatro líneas de acción: vivencia de las artes y la cultura, disfrute de la memoria y el patrimonio cultural, intercambio experiencias musicales significativas y Acceso a otros universos sociales y culturales. En este sentido, las actividades programas incrementaron en un 22% con respecto al año anterior: se pasó de 1.031 a 1.262. Esta cifra refleja el compromiso de los equipos locales, regionales y nacionales por propiciar encuentros que permitieron a 37.756 niños, niñas y adolescentes y 22.463 familiares gozar de la oferta cultural presente en los territorios.


Ver informe de Gestión Batuta 2018


Regresar